Cerca de 24 mil guantanameros se acogen hoy al trabajo a distancia

Cerca de 24 mil guantanameros se acogen hoy al trabajo a distancia

Compartir...

Cerca de 24 mil guantanameros se acogen hoy al trabajo a distancia

Guantánamo.- Cerca de 24 mil guantanameros empleados en el sector estatal civil se acogen hoy al trabajo a distancia en las modalidades de teletrabajo, domicilio y terreno, una tendencia que se imponen cuando Cuba, como el mundo, vive un fuerte rebrote de la COVID-19 y la provincia más oriental de la Isla figura entre las de más alta tasa de infestación del país.

Atendiendo a lo decisivo del aislamiento social para contener la propagación de la pandemia, dispersa actualmente en nueve de los 10 municipios guantanameros, por necesidad lógica ha cobrado auge esta forma flexible de empleo que permite al trabajador realizarlo sin su presencia física en la entidad laboral y mantener su remuneración salarial, beneficiándose a ambas partes.

Aunque es una práctica con la que los cubanos se vienen familiarizando más en el último bienio, tiene sin embargo respaldo legal en la Ley No. 116, Código de Trabajo, entrada en vigor en 2014, que en su artículo 20 establece que la relación laboral se formaliza con el contrato del que son partes empleado y empleador, y donde el sitio de la actividad es acordado mutuamente.

Con la suspensión del curso escolar -hasta el mejoramiento epidemiológico-, por ejemplo, se apegan hoy al trabajo a distancia más de 14 mil ocupados del gremio de la educación en Guantánamo, la mayoría docentes enfocados ahora en nuevas estrategias para el seguimiento de teleclases y el autoestudio de sus alumnos desde casa.

Los detalles los dio Oscar Mendoza Pérez, director provincial de Empleo, quien explicó que una parte de los acogidos a la socorrida normativa en el actual panorama (en especial personal de oficina) lo hizo en la modalidad de teletrabajo, que implica el uso frecuente de las tecnologías de la información y las comunicaciones.

Mientras tanto -dijo- cerca de 115 mil 600 profesionales y otros trabajadores del sector estatal civil en la provincia, con funciones vitales para la garantía de servicios básicos a la sociedad, permanecen activos en los escenarios habituales, incluidos los más de mil 700 nuevos incorporados al empleo en la región, muchos de ellos jóvenes motivados a raíz del proceso de reordenamiento monetario.

El número directo hoy en ámbitos imprescindibles representa el 79,5 por ciento del total de trabajadores estatales civiles de la provincia –explicó Mendoza Pérez- y el grueso pertenece a esferas como la Salud (con más de 24 mil 500 encarando al coronavirus), y la producción de alimentos en la industria y el campo, la Unión Eléctrica, Comunales, el Comercio, y otros servicios.

Entre los trabajadores declarados interruptos en este contexto atípico, más del 68 por ciento han sido reubicados en sectores vitales de la producción y los servicios, incluidos algunos pertenecientes a ámbitos precisados a restringir el personal -como el del transporte-, en tanto los por reubicar quedan mientras bajo protección salarial.

En el reto productivo cumplen un papel protagónico, a pie de obra, los miles de campesinos del sector cooperativo (no estatal) en Guantánamo, garantes de cerca del 80 por ciento de los tributos agropecuarios de la provincia, y decisivos cuando urge potenciar el provecho de la tierra en tiempos complejos para la economía, sobre la cual también recaen los efectos de la COVID-19.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 5 =