Dialogaron sobre protección animal en Cuba autoridades del Ministerio de la Agricultura y grupos protectores

Dialogaron sobre protección animal en Cuba autoridades del Ministerio de la Agricultura y grupos protectores

Compartir...

Dialogaron sobre protección animal en Cuba autoridades del Ministerio de la Agricultura y grupos protectores

Un diálogo entre autoridades del Ministerio de la Agricultura y una representación de grupos de protectores de animales, se desarrolló en la mañana de este viernes en la sede de esta institución gubernamental.

El tema fundamental fue el Decreto-Ley  relativo al bienestar animal, que será puesto en vigor próximamente en el país, y sobre el cual habían solicitado información algunos activistas después de que se anunciara la proximidad de la aprobación de esta normativa.

Según el cronograma legislativo de la Asamblea Nacional, el Decreto-Ley sobre Bienestar Animal se aprobará en el presente mes de febrero por el Consejo de Estado, para que después sea sometida a la aprobación de su reglamento al Consejo de Ministros y se publiquen ambos cuerpos legales en la Gaceta Oficial de la República, había ya precisado en su sitio web el Ministerio de la Agricultura (Minag).

Participaron en la reunión, como representantes del Minag, el viceministro primero de la Agricultura, Ydael Jesús Pérez Brito; el director de sanidad animal Yobani Gutiérrez Ravelo; y el director jurídico, Orlando Díaz Rodríguez.

En el diálogo, que ha transcurrido de forma cordial y respetuosa, se han abordado cuestiones correspondientes a las normas que deben regir la protección  animal en el Decreto-Ley, como la penalización del maltrato animal en todas sus formas y dimensiones; el reglamento de trabajo en clínicas y consultorios dedicados a la atención veterinaria; la revisión y aclaración del concepto de animales afectivos; y las reglas que deben regir el trabajo por cuenta propia en la medicina.

La necesidad de refugios para animales con condiciones básicas; el hacinamiento, la esterilización, los juegos ilícitos con animales (peleas de perros), la falta de canales legales de denuncia ante maltratos, y la no presencia de clínicas veterinarias en todos los municipios del país, fueron algunos de los reclamos hechos ante las autoridades del Minag.

Las autoridades del Ministerio de la Agricultura ratificaron que el Decreto se va a aprobar este mes.

El pasado 4 de febrero, especialistas del Ministerio de la Agriculltura ya se habían reunido con miembros de la Fundación Ariguanabo y la presidenta de la Asociación Nacional para la Protección de Animales y Plantas, junto al cantautor Silvio Rodríguez, para dialogar sobre las normas jurídicas.

El grupo de trabajo a cargo de la confección de la política y su Decreto Ley, según publicamos en Granma a mediados de 2020, está integrado por 42 personas de diferentes sectores y disciplinas, las cuales representan a las principales entidades encargadas de velar por la integridad de los animales en Cuba.

Entre ellas figuran la Asociación Nacional para la Protección de Animales y Plantas, la Asociación Cubana de Medicina Veterinaria, la Asociación Sinológica de Cuba, el grupo Flora y Fauna, y la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Agraria de La Habana, así como los grupos Ganadero y Forestal del Ministerio de la Agricultura, y otras instituciones científicas del país.

EL CAMINO LEGAL PARA LA PROTECCIÓN DE ANIMALES EN CUBA

A finales de enero, se aprobó la Resolución No. 537 de 2020, del Minag, que pone en vigor el reglamento del Decreto-Ley No. 137 De la Medicina Veterinaria, emitido en 1993, y en el que se unifican en un solo cuerpo legal las normativas dispersas a lo largo de los años, atemperadas ahora al contexto nacional y a los estándares internacionales, publicamos en el Granma. 

Esa resolución incluye el Decreto No. 20 de 2020, referido a las contravenciones de la Medicina Veterinaria, que hasta ahora se trabajaban en el Decreto No. 181, de 1993. La nueva legislación impone entre 500 y 3 500 pesos a quienes violen lo contenido y pueden incrementarse hasta 7 000 pesos en los casos necesarios. Además, establece el decomiso de animales, productos y el retiro de la licencia sanitaria veterinaria.

Con la Resolución No. 538, de fecha 13 de noviembre de 2020 del Ministro de la Agricultura, se aprobó el Código de Ética de los médicos veterinarios, un documento que hasta ahora no existía en Cuba, y en el cual se establecen los principios generales a cumplir por los profesionales que ejerzan esta especialidad, en cualquiera de las formas de gestión aprobadas por el Estado.

El 22 de mayo de 2018 se había aprobado una política para el perfeccionamiento del sistema de la sanidad animal en Cuba, que se corresponde con el Lineamiento 167 de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución para el periodo 2016-2021, y define nueve principios acordes con el contexto cubano actual y a estándares internacionales.

Entre los propósitos de esa política está la creación del Centro Nacional de Sanidad Animal (Cenasa), como  entidad adscripta al Minag y que será rectora de la actividad en toda la cadena de animales terrestres y acuáticos, y estará representada por departamentos en todas las delegaciones de la agricultura. 

Igualmente, se plantea constituir una Red Nacional de Farmacias Veterinarias, cuya misión sea la comercialización minorista de productos para el ejercicio de esta especialidad; y la política establece, además, que las empresas productoras procesadoras y comercializadoras de alimentos de origen animal asumen la responsabilidad por la calidad e inocuidad de esos productos, con veterinarios propios en los puntos de inspección permanente.

Informaciones relacionadas

(Fuente: Granma)


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 3 =